Alergia o Intolerancia Alimentaria

A veces nuestro hijo tolera mal un alimento, y notamos que al tomarlo empeora su calidad de vida.

Cuando esto ocurre hay dos posibilidades: Alergia o Intolerancia…

  1. Alergia: Es un error del sistema defensivo. Ataca al alimento porque lo asocia a un daño producido a nuestro cuerpo. Suele aparecer por una mala coincidencia que ocurrió al tomar por primera vez un alimento mientras había una infección dañando al sistema digestivo. En cuanto el sistema defensivo vuelve a contactar con el alimento desencadena una reacción inflamatoria para eliminarlo. Puede ser:
    1. Mediada por IgE: Suelen ser rápidas y muy llamativas. Y se detectan en analíticas de sangre.
    2. No Mediada por IgE: No se detectan en analíticas de sangre, y a veces no son tan evidentes.
  2. Intolerancia: Es un fallo del sistema digestivo. No es capaz de digerir el alimento. Puede ser:
    1. Definitiva: Por un problema genético, y afectarnos de por vida.
    2. Transitoria: O porque el intestino está dañado y pierde la capacidad de hacer bien su trabajo. Suelen desaparecer cuando el intestino se repara.

Continuar leyendo «Alergia o Intolerancia Alimentaria»

Recomendaciones sobre Alimentación Complentaria

Teniendo en cuenta los objetivos enumerados en los apartados anteriores podemos realizar las siguientes recomendaciones sobre alimentación complementaria:

Para evitar las Alergias Alimentarias:

  1. En cuanto el bebé muestre interés por la comida, intentando cogerla o mostrando intención de probar cuando se le acerca, lo mejor es permitírselo.
  2. No debemos retrasar la introducción de ningún alimento sin una justificación clara.
  3. No introduzcas alimentos nuevos coincidiendo con momentos en los que el sistema defensivo está activado: Vacunación, Infección. 

Para evitar Intoxicaciones Alimentarias:

  1. Evitar antes del año la Miel para proteger de la Intoxicación Botulínica.
  2. No dar cantidades importantes de Hojas de Verdura durante el primer año, para evitar la Intoxicación por Nitritos.
  3. Puede probar, pero en pequeñas cantidades el pescado azul grande. Haciéndolo reducimos la posibilidad de generar alergias. Pero evita darle grandes cantidades durante los primeros años de vida para evitar la intoxicación por metales pesados.
  4. Puede probar, pero en pequeñas cantidades el marisco. Haciéndolo reducimos la posibilidad de generar alergias. Pero evitaremos que tome cantidades importantes para proteger de la intoxicación por metales pesados.
  5. Puede probar el huevo desde el momento en que muestre interés por hacerlo. Pero debe estar bien cocinado para evitar la Salmonelosis.
  6. Puede tomar lácteos fermentados (yogur o queso) desde el momento que muestre interés por hacerlo.
  7. Puede tomar sal y especias siempre que las usemos en cantidades razonables.

Para reducir atragantamientos:

  1. No retrases la introducción de sólidos. Haciéndolo sólo alargas el periodo de peligro.
  2. Empieza con los alimentos Duros que no puede romper en trozos más pequeños. Permite que los pruebe en trozos tan grandes que no le quepan en la boca. 
  3. Y dale también los alimentos Blandos que se deshacen con mucha facilidad. 
  4. Evita al principio los alimentos de Dureza Intermedia, que puede romper en trozos más pequeños, pero cuesta deshacer del todo.
  5. Puede tomar Frutos Secos, siempre que estén triturados y humedecidos, para evitar el atragantamiento.

Para que tenga una dieta Equilibrada y Variada:

  1. Permítele tomar todo lo que no tenga una razón para ser evitado, en la etapa en la que quiere probarlo todo.
  2. No prepares comida para él. Tu dieta es más variada y equilibrada que la que le harías a él.
  3. No modifiques la dieta para que coma más. Ofrécele tu dieta y que tome la cantidad que quiera.
  4. No completes su comida con alimentos que no tomas tú. Es una forma más de distorsionar la dieta.

Para evitar la Obesidad:

  1. No uses la comida para entretenerlo. Ofrécele comida cuando tú comas.
  2. No lo entretengas para que coma más. Cuando no quiera más, que no coma.
  3. Puede tomar azúcar si va en su forma natural, acompañada de la fibra con la que se genera en la naturaleza. El azúcar refinada debe ser una auténtica excepción. Nunca un componente de sus alimentos cotidianos.
  4. La única bebida sana es el agua.
  5. La leche es sana en forma de leche sola, yogur o queso. Las variantes dulces deben ser una excepción.

Para que tenga una buena relación con la comida:

  1. Nunca pelees con él para que coma.
  2. No le premies por comer.
  3. No le premies con comida.
  4. No le castigues por no comer.
  5. No le limites el acceso a la comida cuando tenga hambre.
  6. Evita los alimentos que incentivan comer sin hambre porque generan una sensación de placer intensa: (azúcar).

Buena Relación con la Comida

En la actualidad hay muchos niños que tienen una mala relación con la comida.

Es resultado en muchos casos de una estrategia que en el pasado se estableció para reducir la mortalidad infantil por malnutricion y gastroenteritis que carece de justificación en la actualidad, y una concepción errónea frente a las alergias alimentarias.

Ambas modificaron la relación natural del niño con la comida.

Ha generado problemas de conducta alimentaria:

  1. Niños con dietas pobres que rechazan la mayoría de los alimentos. Debemos introducir la mayor variedad posible de alimentos en la fase en la que el bebé quiere probarlo todo. Y dejarle que pruebe cualquier alimento mientras no haya una razón clara para evitarlo.
  2. Niños para los que comer es algo desagradable. Nunca debemos forzar al niño a comer. Debemos respetar que coma sólo la cantidad que desea.
  3. Niños que usan la comida como sustituto de necesidades emocionales. No debemos usar la comida para calmar al niño cuando pide estímulos.

¿Por qué el puré crea comedores pasivos?

¿Por qué mi niño se vuelve selectivo con la comida con un año y poco?

Pelear con tu hijo para que coma: 5 motivos para NO hacerlo Nunca, Nunca, Nunca…

Si no come bien 😤, la solución no es insistir, es resistirse a lo que no debe.

Listas de Introducción de Alimentos para Bebés: Un Error

Cantidad de comida en niños

Mezclar estómago, cabeza y corazón: Complicación

Muertes por Malnutrición y Gastroenteritis

Durante toda la Historia de la Humanidad, la muerte por malnutrición ha sido una realidad en niños.

Pero ya no lo es desde hace décadas en los países desarrollados.

Cuando la Pediatría empezó era una de las principales causas de mortalidad infantil, y lo sigue siendo en algunas zonas.

El niño delgado era la antesala de la muerte

Un niño delgado hace 100 años tenía mal pronóstico. Si había una mala cosecha o una epidemia de gastroenteritis, el flaco se moría. El gordito a lo mejor sobrevivía.

Por eso tanto madres como pediatras intentaban que los niños estuviesen rellenos si era posible. El niño gordo era el niño sano.

De ahí surgieron una serie de prácticas en alimentación infantil que persisten en la actualidad:

Cereales dextrinados: Son cereales en los que rompemos el almidón para que resulten más fáciles de digerir. Con ello se buscaba que los niños ganasen peso con más facilidad. En la actualidad no son necesarios y pueden generar Obesidad.

Purés: La cantidad que un niño puede comer de comida triturada es mayor que si tiene que entretenerse en masticarla. Y estando triturada es más fácil de digerir, con lo que se gana peso con más facilidad. Pero genera comedores pasivos y Obesidad.

Que se lo acabe: Es la obsesión de muchos. Si para hacerlo hay que entretenerlo o pelear “un poco” con el niño, pues se hace. Porque su supervivencia estaba en juego. Añadir el postre (rico en calorías) que le gusta al final como premio o por sistema para completar…. Esto empeora su relación con la comida y puede generar Obesidad.

Subir los Percentiles Bajos como sea: Cuando en el control del niño sano se veía un niño con percentiles bajos, me enseñaron que había que estudiarlo y recomendar a los padres las estrategias anteriores. Porque un percentil bajo es un peligro.

Hace más de 50 años que en España no se muere un niño de hambre o gastroenteritis. Y aún así seguimos con la misma estrategia.

Sin darnos cuenta de que hacer que un niño suba de percentiles en los primeros años de vida va a favorecer la Obesidad el resto de su vida.

En la actualidad mi planteamiento en los percentiles es diferente:

Como vemos fué una estrategia adecuada en su momento.

Hasta el punto de haber reducido la mortalidad infantil de forma drástica.

Pero en la actualidad debemos revisarla porque es la responsable del principal problema nutricional actual: Obesidad.

Reducir la Obesidad

Obesidad: Este es realmente el mayor problema nutricional actual.

Se dice de ella que:

  1. Es la enfermedad adquirida más frecuente hoy en día en las sociedades desarrolladas.
  2. Es la principal causa de mortalidad y disminución de la calidad de vida.
  3. Puede reducir la esperanza y calidad de vida de nuestros hijos por debajo de la nuestra.

Una parte importante de esa obesidad se gesta en los primeros 1000 días de vida.

Estamos haciendo cosas en estos 1000 primeros días que están dando como resultado un aumento claro de la Obesidad:

  1. Usar la comida como sustituto de estímulos: Para evitarlo, si tu no tienes obesidad, dale comida a tu hijo sólo cuando tú vayas a comer.
  2. Dietas con exceso de macronutrientes y pobres en variedad. La mejor solución para esto de nuevo es, si tu no tienes obesidad, ofrece a tu hijo lo mismo que comes tú.
  3. Estrategias para que los niños delgados ganen peso. Tendemos a alimentar a los niños más allá de lo que quieren comer espontáneamente. Es un error heredado de estrategias ya superadas. No pelees con tu hijo nunca para comer ni hagas nada dirigido a que coma más. 
  4. Sedentarismo. Huye del ocio sedentario, muévete y busca circunstancias que permitan que tu hijo se mueva.

Si tú tienes Obesidad, deberíais replantearos la alimentación de toda la familia, antes de empezar con la alimentación complementaria de tu bebé.

Prevención de la obesidad infantil

Obsesión por los percentiles de niños y bebés y Obesidad

Obesidad Infantil: Por qué la sufre tu hijo

Pelear con tu hijo para que coma: 5 motivos para NO hacerlo Nunca, Nunca, Nunca…

¿Por qué el puré crea comedores pasivos?

Si no come bien 😤, la solución no es insistir, es resistirse a lo que no debe.

El azúcar en la alimentación infantil

Dieta Variada y Equilibrada.

Macro y micro nutrientes en la dieta infantil

Para que un niño esté bien alimentado necesitamos:

Macronutrientes. Hidratos de carbono, Grasas, Proteínas y Agua. Son lo que necesitamos en grandes cantidades y además en un equilibrio adecuado. Durante meses los bebés los obtienen de la leche. Porque en la leche están en cantidad suficiente y con un equilibrio perfecto. Por eso los bebés pueden vivir durante meses sin otro alimento que la leche.

Micronutrientes. Vitaminas, Minerales, Aminoácidos esenciales, Ácidos grasos esenciales, Oligoelementos…. Hay cientos diferentes. La carencia de cada uno de ellos puede generar problemas nutricionales concretos. Los necesitamos todos. Pero en cantidades muy pequeñas. Durante los meses de lactancia exclusiva vivimos de los que obtuvimos de nuestra madre durante el embarazo. Pero la leche tiene carencia de muchos de ellos, como el Hierro o la Vitamina C… Reponer esos micronutrientes es la razón por la que no podemos alimentarnos sólo de leche durante toda nuestra vida. Los necesitamos todos, pero nos basta con cantidades muy pequeñas.

Por eso, para que un Lactante esté bien alimentado en los primeros años necesita:

Leche a demanda. Sigue siendo la fuente principal de macronutrientes y aporta algunos de los micronutrientes (calcio, vitamina D, aminoácidos y ácidos grasos esenciales….).

Una dieta lo más variada posible que aporte todo el repertorio de Micronutrientes aunque sea en cantidades muy pequeñas. De esta dieta es mucho más importante la variedad que la cantidad. Basta con comer cantidades muy pequeñas si es suficientemente variada. Aunque coma mucho alimento distinto a la leche, si son siempre los mismos, y su variedad es escasa, pueden aparecer problemas por falta de algunos micronutrientes.

Un niño que tome leche a demanda y pruebe toda la comida de sus padres, aunque sea en cantidades muy pequeñas, difícilmente tendrá problemas nutricionales.

Un niño en el que, primando la cantidad, reduzcamos la variedad de la dieta con tal de que coma más, puede tener malnutrición con carencias importantes a pesar de tener un peso normal o elevado.

Reducir Atragantamientos

El miedo al atragantamiento es normal. Porque hay niños que mueren por ello.

Pero evitar los alimentos sólidos no es la solución. Puede empeorar el problema.

Si un niño tiene capacidad de echarse sólidos a la boca desde los 3-4 meses, pero no le permitimos aprender a manejarlos hasta los 2-3 años, sólo estamos alargando el peligro.

Lo ideal es que aprenda a manejarlos cuanto antes. Es una de las bases del BLW. Si sabe gestionar sólidos en su boca reducimos el riesgo de atragantamiento.

Esto es parte de un proceso programado de forma instintiva en la Naturaleza.

Pero podemos hacer ese aprendizaje de forma más segura si distinguimos 3 grupos de sólidos:

  1. Duros y tan grandes que no le quepan en la boca. Tanto que no puede partirlos con la encía para tragar un trozo. Ejemplos de esto son:
    1. Un filete de ternera.
    2. Una manzana entera pelada.
    3. Un trozo de pan duro.
    4. Una zanahoria grande.
    5. Un trozo de jamón duro….
  2. Tan blandos que se deshacen fácilmente. Si puedes deshacerlo con tan solo frotarlo con los dedos lo que llega a su garganta es puré. Para ahogarse debería llegar un trozo sólido que bloquee su garganta. Ejemplos:
    1. Fideos bien cocidos.
    2. Casi cualquier verdura bien cocida.
    3. Legumbres muy cocidas.
    4. Pescados blandos cocidos.
    5. Fruta muy madura….
  3. Intermedios. Puede partirlos con la encía o doblándolos, pero luego cuesta deshacerlos sin dientes. Estos son los que realmente tienen riesgo de atragantamiento.

Para que un niño aprenda a gestionar los alimentos sólidos con menor riesgo de atragantamiento, déjale que empiece con los Duros y los Blandos. Y evita los Intermedios hasta que maneje muy bien los dos primeros.

Haciendo esto desde el momento que el niño se lo lleva todo a la boca, Reducimos el Riesgo de Atragantamiento. 

Darlo todo triturado mantiene más tiempo el riesgo de atragantamiento.

Pero puedes darle triturados cuando tú los tomes triturados.

Baby-led Weaning: Miedo al atragantamiento

Baby Led Weaning

BLW, ¿hay que esperar a que se siente y desparezca el reflejo extrusivo?

¿Por qué es bueno que los bebés tomen alimentos sólidos sin dientes?

Reducir Intoxicaciones Alimentarias.

Una vez tenemos claro que retrasar la introducción de alimentos en la dieta sólo puede generar más alergias, para recomendar que un alimento concreto se retrase hay que tener una justificación diferente y debe ser clara.

Estos sólo los alimentos en los que es recomendable ser cauto:

Miel. Puede generar intoxicación botulínica. No es algo común. Pero por ser una intoxicación grave en lactantes que cuando aparece suele atribuirse a la miel, justifica que la evitemos. Puede ocurrir incluso con pequeñas cantidades, pese a ser poco frecuente. Se suele recomendar no darla antes del año.

Hojas de verdura. Acumulan Nitritos en gran cantidad y los bebés los asimilan con facilidad pudiendo generar intoxicación. Pero para que ocurra deben tomarse en una cantidad importante. No es necesario por tanto evitar el contacto. Sino reducir su cantidad hasta el año de edad.

Pescado azul grande y Marisco. Son seres marinos que filtran gran cantidad de agua y acumulan metales pesados. Los niños son especialmente sensibles a la intoxicación por estos metales en los 2 primeros años de vida. Aunque en realidad su consumo excesivo es perjudicial incluso después. Pueden tomarlos en cantidades limitadas. Y darlos precozmente reduce las posibilidades de desarrollar alergia. Pero es mejor que sean cantidades muy pequeñas antes de los 2 años de vida.

Huevo sin cocinar. El huevo puede ser portador de salmonela: Una de las bacterias más agresivas en infecciones digestivas. Los niños tienen una menor acidez de estómago, con lo que se defienden peor contra ella, pudiendo generarse salmonelosis con más facilidad. Por ello se recomienda evitar alimentos con el huevo sin cocinar antes de los 2 años. Mayonesas, merengues, huevo pasado por agua o frito con la yema sin cuajar….

Hay otros alimentos de los que se suele decir que deben evitarse:

Sal. La sal en exceso es perjudicial. Produce hipertensión y sobrecarga los riñones. Pero es perjudicial para todos. No hay una edad a partir de la cual pueda ser bien tolerada. Por lo tanto lo adecuado es cocinar con una cantidad limitada y razonable de sal para cualquier edad.

Especias. Como la sal, pueden generar problemas usadas en exceso. Pero en cantidades razonables completan la dieta aportando micronutrientes y variedad a la alimentación.

Frutos secos. Su problema es que son la primera causa de muerte por atragantamiento. También pueden generar alergias con frecuencia. Pero retrasar su introducción hace más frecuentes esas alergias. La forma de conjurar ambos problemas es introducirlos precozmente, pero triturados y humedecidos.

Azúcar. El incremento del uso del azúcar en la dieta es la principal causa nutricional de Obesidad en la actualidad. Mi recomendación es que la evites en la alimentación de tu hijo de forma cotidiana. Pueden consumirla de forma excepcional. La medida adecuada suele ser que lo haga cuando lo haces tú, si no tienes problemas de sobrepeso. Si tienes sobrepeso deberías plantearte reducir tú también su consumo.

Frutos Secos en la Alimentación del Bebé: Cómo y cuándo introducirlos

Sal y especias en la comida de niños y bebés

El azúcar en la alimentación infantil

Reducir las Alergias Alimentarias

 Durante décadas se ha defendido una introducción de la alimentación complementaria en la que se daban primero los alimentos más fáciles de digerir y se dejaban para el final los alimentos que generan más alergias e intolerancias.

Se buscaba reducir la frecuencia de ambos problemas.

Se defendía argumentando que el intestino del bebé es inmaduro y había alimentos que si se tomaban pronto generaban problemas.

Pero haciendo esto se han multiplicado las alergias e intolerancias.

No se tuvo en cuenta la Inmunización Pasiva.

¿Por qué las Alergias Alimentarias son cada vez más frecuentes?

Por lo tanto debemos acelerar la introducción de la alimentación complementaria, antes de que el bebé empiece a tener infecciones.

Puedes darle de todo lo que tú comas en el orden que le llame la atención, sólo tienes que apuntar cuÁndo lo has hecho.

La mejor forma es poner al bebé a nuestro lado en cada comida y permitirle que pruebe cualquiera de nuestros alimentos mientras no haya una razón real para impedirlo.